Previo GP Austria, Red Bull Ring 2020. Ferrari


        Iván   |   3 julio, 2020, 1:24 PM   -   Hace 5 meses

Scuderia Ferrari - Mission Winnow

 

La Scuderia Ferrari no tuvo el rendimiento esperado en los entrenamientos de invierno, después, cuando ya se encontraban en Australia, un día antes de que comenzará el fin de semana de carreras por culpa de la pandemia del COVID-19 se canceló el Gran Premio al que le sucedería la casi cancelación plena de la temporada para un rediseño del calendario adaptado a la pandemia. Además, durante estos meses el equipo anunció que Sebastian Vettel no seguiría en el equipo y que el próximo año le sustituiría Carlos Sainz.  En esta situación el equipo ha tenido tan solo 5 semanas de trabajo permitido en fabrica para intentar solucionar los problemas detectados en los test. Han encontrado un dirección de trabajo, que supone un nuevo paquete para el coche, sin embargo no estará terminado hasta el próximo GP de Hungría, por lo tanto correrán con un coche similar a los test y no esperan que las dos primeras carreras, que se disputarán las dos en Hungría, sean sencillas.

 

*La pandemia mundial provocada por el COVID-19 y el obligado distanciamiento social, paró por completo el inicio de la temporada, casi 5 meses después regresa, pero en un formato diferente, con solo 8 carreras y repitiendo tanto el Gran Premio de Austria como el de Gran Bretaña de forma consecutiva. Además, en un formato sin publico presencial y que se desarrollará en poco más de dos meses, ya que la última carrera será el próximo 6 de Septiembre.

 

Mattia Binotto, Director de Equipo: “Este fin de semana el coche correrá en la misma configuración que se usó al final de las pruebas de Barcelona. Esto no significa que hayamos estado trabajando en el muy limitado tiempo de sólo cinco semanas y media en las que hemos podido trabajar en los coches, debido a los rigurosos procedimientos que implica trabajar en torno a la pandemia, así como el cierre total de las actividades requeridas por la FIA de acuerdo con los equipos.

La verdad es que el resultado de las pruebas nos llevó a un cambio de dirección significativo en términos de desarrollo, especialmente en el frente aerodinámico. En primer lugar, tuvimos que entender por qué no vimos los resultados que esperábamos en el camino y cuánto había que recalibrar todo el programa como resultado. Habría sido contraproducente continuar en la dirección que habíamos planeado, sabiendo que no habríamos alcanzado nuestros objetivos. Por lo tanto, decidimos crear un nuevo programa que contemplara todo el coche, sabiendo que no todo estaría listo para la primera carrera.

Nuestro objetivo es introducir las actualizaciones en la tercera carrera el 19 de julio en el Hungaroring. Aparte de eso, más allá del desarrollo real del coche en sí, estas últimas semanas hemos trabajado mucho en el análisis de su comportamiento, con trabajo de simulación y con la ayuda de nuestros pilotos y creo que eso demostrará su valor en Austria.

Sabemos que, por el momento, no tenemos el paquete más rápido. Lo sabíamos antes de ir a Melbourne y eso no ha cambiado. Dicho esto, el circuito de Spielberg tiene características diferentes a las de Montmeló y las temperaturas serán muy superiores a las de febrero. En Austria, debemos tratar de aprovechar al máximo cada oportunidad y luego en Hungría, con el nuevo paso de desarrollo en el que estamos trabajando, podremos ver dónde estamos realmente comparados con los demás, mientras que tendremos que tener en cuenta los desarrollos que nuestros propios competidores habrán traído.

La verdad es que tratar de hacer predicciones al comienzo de una temporada tan inusual es aún más inútil que lo habitual. Habrá unos cuantos indicadores al final de las tres horas de entrenamiento del viernes, pero una idea más precisa estará disponible después de la clasificación del sábado. Sólo entonces comenzaremos a tener una imagen más clara de la jerarquía entre los equipos, pero siempre está la incertidumbre que viene con la ronda inicial, en términos de fiabilidad y rendimiento de los neumáticos en una distancia de carrera. Debemos tratar de ser perfectos en todo lo que hacemos, en la preparación de cada sesión y en la forma de llevar a cabo nuestras tareas. ¿El objetivo? Llevar a casa tantos puntos como sea posible, como siempre es el caso de hecho.”

 

Sebastian Vettel: “No es un secreto que todos estamos muy interesados en volver a la pista, ya que ha pasado mucho tiempo. Al principio, la pausa fue agradable, ya que normalmente siempre estamos viajando alrededor del mundo y tenemos poco tiempo para pasar con la familia y los amigos, pero ha llegado el momento de volver al camino.

Estoy listo para darlo todo, aunque no será lo mismo sin el apoyo de los fans. La pista austriaca es como un carrusel que gira muy rápido, pero me gusta mucho, sobre todo porque está en lo alto de las montañas, lo cual me encanta.

Tenemos que ser realistas en cuanto a la jerarquía que se ve en las pruebas, pero no nos desanimamos. También será inusual hacer dos carreras seguidas aquí, ya que para la segunda tendremos muchos datos con los que trabajar. Lo que hagamos en el primer fin de semana tendrá un efecto importante en el segundo.”

 

Charles Leclerc: “Me gusta mucho el circuito de Spielberg, por todos sus cambios de gradiente y sus altas velocidades. Es agradable volver a empezar allí, aunque no podamos ver el apoyo de nuestros fans en la pista.

Durante el largo encierro, pasé tiempo trabajando en mi entrenamiento físico y también haciendo muchas carreras virtuales en mi simulador, divirtiéndome con otros pilotos y espero que también haya sido entretenido para aquellos que lo ven desde casa. Pero ahora es el momento de volver a la cabina de un coche real.

La semana pasada en Mugello, pudimos subirnos a un coche de Fórmula 1 de nuevo y tengo que decir que fue muy divertido volver a estar al volante”.

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.