Previo GP Italia, Monza 2018. Red Bull

El equipo Red Bull llega a Italia sin esperar milagros, saben que la clave de Monza es la potencia


        Iván   |   30 agosto, 2018, 11:14 PM   -   Hace 3 meses

Aston Martin - Red Bull Racing - 2018 - Logo

 

El equipo Red Bull llega a al Autodromo di Monza para el GP de Italia, tras conseguir llegar al podio en Spa-Francorchamps, un circuito que como Monza exige la máxima potencia del motor, y saben que su motor Renault, con nombre TAG Heuer, no está al nivel de rendimiento de las unidades de potencia de Mercedes y Ferrari. Por lo tanto, como ellos mismos reconocen, no esperan milagros, pero intentarán maximizar su rendimiento.

 

Daniel Ricciardo cree que tendrá que asumir una penalización por el motor este fin de semana, pero como el año pasado confía en poder remontar. Se confiesa fan de la comida italiana.

 

Daniel Ricciardo: “Monza está lleno de locos fans italianos; los quiero a todos y es agradable recibir un poco de amor extra de ellos con mis raíces italianas. Monza también tiene la mejor pizzería del mundo, pero no te voy a decir el nombre, ya que ¡todavía quiero poder ir allí sin tener que hacer cola en la puerta!

La pista es hermosa, de alta velocidad e impresionante. He hecho algunos de mis mejores adelantamientos allí y planeo hacer mucho más esta semana, ya que parece probable que esté sufriendo algunas penalizaciones en el motor. Obviamente no es lo ideal, pero Monza es un circuito potente en el que no hemos sido muy fuertes en los últimos años, aunque sí significa mucha acción y diversión para mí en la carrera.

Sí, así que no será aburrido si tengo que hacer lo mismo de nuevo este año. La otra gran cosa de Monza, es el desfile de pilotos, es realmente especial, el ambiente es eléctrico y los fans son definitivamente unos de los más apasionados del mundo.”

 

Max Verstappen sabe que su coche no se adapta a la características de Monza, aunque cree que es divertido. Al igual que su compañero también es fan de la comida italiana.

 

Max Verstappen: “Monza es rápido, muy rápido. Esto lo hace muy divertido, pero al mismo tiempo no es ideal para nosotros y nuestro coche. Es una pista de la vieja escuela, una de las pocas que quedan, así que competir en algún lugar con tanta historia es muy especial y siempre estoy deseando volver allí.

En realidad, lo más destacado del circuito para mí son la última chicane, Ascari, y la última curva, la Curva Parabólica. Clavar la última curva no es fácil, pero cuando lo haces te sientes muy bien.

He estado en Milán varias veces, pero sólo por negocios, así que no he tenido la oportunidad de echar un vistazo, pero sobra decir que la comida es una de las mejores. Los aficionados italianos estarán fuera de juego como siempre apoyando a Ferrari, son muy apasionados y muy buenos de ver. Con suerte, el público naranja rivalizará con el rojo este año.”

 

 

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.