Wolff: “Las rivalidades son algo que no siempre es fácil de manejar”

Wolff reconoce que la rivalidad entre sus dos pilotos supone una gestión difícil de manejar y que puede tener un efecto a largo plazo


        Mary   |   14 agosto, 2016, 12:43 AM   -   Hace 2 años

Toto Wolff - Mercedes AMG - www.noticias-f1.com - David Sarró

 

Mercedes es el equipo dominante desde 2014, han ganado dos años consecutivos ambos campeonatos, pilotos y constructores, y van camino de ganar el tercer año. Mercedes proporciona un monoplaza dominante a sus pilotos y no tienen rival en otros equipos. Por lo tanto Lewis Hamilton y Nico Rosberg han luchado duramente uno contra otro, en ocasiones incluso tocándose y en el Gran Premio de España chocando y quedando ambos pilotos fuera de carrera, algo que por otro lado aumentó emoción a la carrera, pero sin duda no es lo deseable para el equipo.

 

Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, reconoce que en ocasiones gestionar la rivalidad que hay entre ambos pilotos no es algo sencillo, lleva mucho tiempo perdido en debates y en que acepten un compromiso de respetarse para evitar que vuelvan a chocarse. Aunque por otro lado Wolff también reconoce que por el momento en general hay más cosas positivas que negativas, ya que esta rivalidad empuja a ambos pilotos que obtienen un gran rendimiento y además hacen el coche más rápido. Y sin duda solo hay que remitirse a los resultados, además de los dos años en los que han ganado, en la actual temporada de doce carreras disputadas un piloto de Mercedes ha ganado en once. Así que a Wolff principalmente, le preocupa, que pueda puede tener efecto a largo plazo.

 

Toto Wolff asegura que la temporada sin duda está siendo muy positiva, aunque manejar la rivalidad de sus pilotos no sea fácil, según declaró para Autosport: “Miro hacia atrás a la primera mitad de la temporada como positiva ya que hemos ganando casi todas las carreras es sin duda lo que esperábamos lograr. Sin embargo, las controversias y las rivalidades son ciertamente algo que no siempre es fácil de manejar. Tenemos que aceptarlo, y tenemos el conocimiento de que esto es algo que viene debido al hecho de que tenemos dos pilotos número uno a los que se les proporciona el mismo material y la igualdad de oportunidades”.

 

El director de Mercedes tiene claro que quería que no sucedieran incidentes por la rivalidad de sus pilotos, aunque reconoce que han dado titulares y tema para hablar: “Pero lo consume una gran cantidad de nuestro tiempo y que podría tener un efecto a largo plazo. En una nota positiva, con tal de que no sucedan todos los fines de semana, ha proporcionado algo de la narrativa para el campeonato de este año. Mis sentimientos, sin embargo, son claros: Yo prefiero evitarlo y también algunos de los titulares, y más bien sólo ganar las carreras, pero supongo que estamos en la industria del entretenimiento”.

 

Wolff también señala que siendo los dos pilotos dominantes la rivalidad es mayor de lo que podría ser el próximo año si hay más pilotos luchando por ganar: “Si los compañeros de equipo están siempre en la misma fila de la parrilla, y eso pasa a ser en la primera fila, y se trata de ganar carreras y el campeonato, puede desbordarse. El próximo año podría ser totalmente diferente. Podría ser una batalla entre cuatro o seis pilotos o más. Obviamente, entonces sus dos pilotos se dividirían la mayor parte del tiempo, por lo que es un problema agradable que tener, pero a veces es agotador”

 

Ademas Wollf destaca que está orgulloso de cómo han gestionado una situación difícil, que otros equipos solo han podido llevar dos años, mientras que ellos ya llevan cuatro años con ambos pilotos y a priori les quedan otros dos, con las renovaciones ya efectivas: “En la lucha por un campeonato en un coche competitivo, estoy realmente muy orgullosos de cómo lo hemos gestionado. Lo hemos hecho las cuatro últimas campañas. Si nos fijamos en algunos de los otros ejemplos en la historia, no lo han hecho más de dos años”.

 

Pese a los problemas, las conversaciones, las imposiciones para tratar de mantener el orden, Wolff reconoce que el balance es positivo: “Pero hay que equilibrarlo constantemente entre el efecto positivo que tiene en términos de rendimiento, con dos grandes pilotos empujando constantemente entre sí a nuevos niveles, y hacen que el coche vaya más rápido. La desventaja de la rivalidad es que siempre conlleva el riesgo de derramar más en el equipo y dañar el espíritu de equipo, y que es un equilibrio que hacemos de forma permanente. Por el momento sigue siendo positivo”.

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.