Wolff piensa dar rienda suelta a sus dos pilotos por completo y tener sus propias estrategias

Wolff piensa que sería una solución darles rienda suelta a Hamilton y Rosberg por completo, para que tengan sus propias estrategias


        Mary   |   29 diciembre, 2015, 2:27 AM   -   Hace 3 años

Toto Wolff - Mercedes 2015 - www.noticias-f1.com

 

Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, hace unos días advirtió a sus pilotos de que debían controlar sus relaciones y relajar la tensión,o podrían decidirse por cambiar la alineación si sus malas relaciones perjudicaban al equipo. Sin embargo ahora parece haber cambiado de manera de pensar y ha buscado la solución por su cuenta. La solución que le parece mejor ahora, o la que se está planteando sería darles rienda suelta por completo a sus dos pilotos, Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Y permitir que tengan sus propias estrategias.

 

Pero Toto Wolff ha hecho muchas más reflexiones en una entrevista para The Mail on Sunday, entre ellas reconoce que el dominio de Mercedes es malo para la Fórmula Uno la convierte en aburrida y también es malo para su equipo, ya que se necesita no saber quién va a ganar y si gana demasiado los demás comienzan a tener animosidad contra ellos, como señala que le ocurrió a Red Bull. Pero cree que entonces hay que ser humilde, tener los pies en el suelo y comprender que es algo circunstancial que puede cambiar en el futuro, así que deben disfrutar del momento, pero hacer algo para no ser el enemigo y ayudar al espectáculo, de allí vendría su nueva idea de dar rienda suelta a los pilotos.

 

Aunque Wolff confirma que Hamilton y Rosberg son sus pilotos la próxima temporada y quiere seguir manteniendo con ellos trasparencia y buena comunicación. Además asegura que cada uno de sus pilotos necesita diferente manera de hablarles pero respetando su carácter y rebeldía. Ya que para ganar un campeonato se necesita cierta agresividad, pero también entender que necesitan al equipo para ser campeones. Para ello pone como ejemplo al siete veces campeón del mundo Michael Schumacher, al que siempre se ha reconocido como un gran hombre de equipo y Wolff asegura que todo su equipo habla muy bien, ya que pasó mucho tiempo con ellos, los conocía a cada uno por su nombre y compartía tiempo y aficiones.

 

Toto Wolff, ha logrado un gran éxito con el equipo Mercedes pero es consciente de que esto tiene sus inconvenientes, según sus declaraciones para The Mail On Sunday: “Si empiezas a ganar, se corre por ahí con una diana en la espalda y la gente va a tratar de dispararte”.

 

Mercedes ha ganado dos temporadas consecutivas con gran ventaja, Wolff reconoce que un gran dominio también es malo y hace aburrida la F1, y utilizando expresiones de la célebre saga “Star Wars”, asegura que se convierten en “el lado oscuro de la fuerza”: “Nuestro dominio es malo para la Fórmula Uno. Lo es. Esto hace la competición aburrida. Se convierte en predecible cómo va a ser el resultado. El deporte necesita múltiples ganadores. Se necesita el resultado extraño. Se necesita que no gane el favorito. El momento en el que te conviertes en una fuerza dominante, sufres y su marca sufre. Te conviertes en el lado oscuro de la fuerza”.

 

Como ocurrió con Red Bull tras su gran éxito durante cuatro temporadas, Wolff cree que se convirtieron en una marca antipática: “Incluso le pasó a Red Bull. Se unieron a este deporte. Eran los Jedis. Saltaron a la piscina cuando terminaron terceros en Mónaco con Coulthard. Tenían la Fórmula Uno, las chicas del paddock. Tenían Red Bulletin. Eran controvertidos. Tenían una marca excelente. Pero después de ganar el título mundial cuatro veces seguidas, se convirtieron en una marca antipática. Nadie quiere el dominio”.

 

Asi que el director ejecutivo de Mercedes no duda que un dominio excesivo no es bueno: “Si usted comienza a establecerse en el dominio, ya estas acabado y la gente tendrá animosidad contra ti. Así que nuestro dominio es malo para la Fórmula Uno y que es malo para nosotros, pero ¿qué puedo hacer? Lo único que puedes hacer por ti mismo es permanecer humilde, mantener los pies en el suelo, admitir que se trata de circunstancias especiales y que podría ser diferente en el futuro y tratar de disfrutar el momento”.

 

Las reflexiones de Wolff, pasan por asegurar que la gente no quiere que a los demás les vaya bien: “Pero estamos viviendo en un mundo donde la gente no quiere que a nadie le vaya bien. Parece que nos sentimos más contentos con la miseria de los demás. Eso está mal. Si usted es feliz con la miseria de los demás, se va a hacer su vida miserable, también. Eso vuelve como un boomerang. Esto sigue siendo un entorno competitivo, pero prefiero estar inspirado en alguien que hace lo bien. Prefiero admirarle que envidiarle. Incluso mi mayor enemigo tiene un mejor amigo”.

 

Y aunque sin duda quiere mantener el dominio de su equipo, quiere ayudar a mejorar el espectáculo: “Así que quiero que el dominio continúe, pero si tuviera que seguir así, tengo que pensar qué hacer para que no convertirnos en el enemigo y cómo podemos ayudar al espectáculo. Tal vez se trata de darles rienda suelta a los dos (Hamilton y Rosberg) por completo. Hacer que tengan sus propias estrategias. Eso sería una solución”.

 

Wolff quiere relajar la tensión entre sus pilotos, aunque también quiere que luchen entre ellos en la pista: “Tuvimos un enfoque más relajado este año, dejando que pelearan en la pista y podríamos tomar una nueva dimensión el próximo año. Quiero contenerlo. No quiero luchas en el equipo. Me gustaría que los boxeadores luchen, pero no los entrenadores y los fisios y todo el mundo alrededor del ring. Me gustaría que los boxeadores se comportasen como los boxeadores que luchan muy duro, pero después de que la pelea ha terminado, pueden ser deportivo y abrazar a tu enemigo. Pero el dilema está ahí. Es fácil cuando es la teoría”.

 

Las relaciones y el comportamiento de sus pilotos según Wolff es muy importante para el ánimo de todo el equipo: “Entiende que eres un modelo a seguir. Si causas controversia, su animosidad, sus estados de ánimo, sus oscilaciones en el comportamiento, se vierten en el equipo. La gente le va a copiar. La gente va a reaccionar de acuerdo a eso. Quiero tener un estado de ánimo positivo. Ese mensaje no era sólo para ellos. Ese mensaje era para todo el equipo”.

 

La segunda opción en la que pensó Wolff era tener un piloto N1 y un N2, sin embargo prefiere no hacerlo: “Sigo creyendo que nuestra pareja ha hecho al equipo mucho bien en la aceleración del desarrollo de nuestro coche. Si no estuviera limitado a la pista y la perorata habitual con los medios de comunicación, la solución sería que lo que pasó en McLaren, Red Bull y Ferrari y tener un nº 1 y nº 2. Esa sería mi segunda mejor opción. Prefiero seguir como está. Para F1 las erupciones volcánicas entre ellos pueden ser lo que se necesita. Tal vez el gran riesgo es finalizar en un accidente y fuerte hostilidad. En términos del factor de entretenimiento, tal vez eso es lo que falta con Mercedes siendo tan dominante. Tal vez usted necesita eso, pero fundamentalmente, no creo que necesitemos eso como equipo”.

 

Hamilton y Rosberg serán definitivamente los pilotos de Mercedes en 2016 y afirma que tras hablar con Prost, trata de ser transparente con ellos: “Lewis y Nico serán definitivamente nuestra pareja la próxima temporada. Ellos han aceptado que las cosas tienen que cambiar un poco. Hablamos mucho. Nos comunicamos. Tuve una discusión con Alain Prost hace dos años y le pregunté: “¿Cuándo se fue el control entre usted y Senna? Y él dijo que se salió de control cuando ambos sentían que tenían una agenda en el equipo, que eso no era honesto y transparente, siempre sintió que el otro de alguna manera estaba siendo tratado de una manera diferente o mejor. Esto dio lugar a una inseguridad en cada uno de ellos. Así que he tratado de ser muy transparente”.

 

Comunicación y tratar de explicarse y entenderse es la receta de Wolff: “Hablamos y nos sentamos y a veces es una acalorada discusión y muchas veces estamos de acuerdo en no estar de acuerdo, pero una vez que salimos de la habitación, al menos sabíamos cuál era la opinión de cada uno de los otros. Cada uno de ellos debe tener el mensaje entregado de una manera diferente”.

 

Pero también una buena manera de comunicarse, ya que cada piloto tiene diferentes necesidades: “Te puedo dar un ejemplo sencillo. Con Lewis, no puede tener la sensación de que está siendo forzado a algo. En su pasado con su equipo, no había mucha discusión. Estaba bastante forzado. Y forzar a una persona joven a lo largo de su adolescencia le hará un rebelde. Nico necesita mensajes más claros de lo que se espera y lo que no. Ellos entienden lo que es importante y bueno para el equipo. En el fragor de la batalla, a veces se olvida y necesita ser re enfatizado en formas muy diferentes. Tienes que respetar que cada persona en el coche ha sido un rebelde en el coche desde que tenía seis o siete años, y ¿cómo se puede esperar que el chico no este mirando de sí mismo”.

 

Sobre todo para Wolff es importante que los pilotos sean fuertes pero entiendan que necesitan espíritu de equipo: “Si quieres ganar el campeonato, no se puede tener misericordia y no puede ser el cachorro. No quiero tener un cachorro. Queremos tener un perro guardián en el coche. Pero, ¿cómo se trabaja a puerta cerrada, la forma de interactuar, es un juego de pelota diferente. Eso no es de dominio público. Quejarse en la radio está bien. Usted está en el calor del momento. Tienes un montón de presión sobre ti. Es lo que sucede en el interior. Pero los grandes entienden que necesitan un equipo para hacerlos campeones del mundo. Los que nunca lo han hecho nunca han entendido eso, además de tener un pie derecho muy pesado para empujar el acelerador, también se necesita tener la inteligencia y las habilidades sociales”.

 

Por lo que hablando de hombres de equipo Wolff destaca a Michael Schumacher, el piloto más exitoso de la historia y sin duda un gran hombre de equipo: “Nuestros chicos hablan tan destacadamente sobre Schumacher, la cantidad de tiempo que pasó con las personas más importantes, los ingenieros y los mecánicos. Fueron a hacer paracaidismo, los invitó a su casa, se fueron de viaje juntos, él conocía el nombre de todos en el garaje. Gran parte de la materia que hace un campeón es invisible. Es un ejercicio muy difícil para los dos chicos en el coche. Tienen que abrazar el espíritu de equipo, pero, igualmente, tienen que atornillar al otro”.

 

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.