Sabine Kehm: “La vida de Michael fue y sigue siendo sagrada”

Sabine Kehm sigue defendiendo y cuidando de la privacidad de Michael Schumacher, señala que la vida de Michael fue y sigue siendo sagrada


        Mary   |   13 marzo, 2016, 2:21 AM   -   Hace 2 años

Sabine Kehm - Michael Schumacher

 

Sabine Kehm, mánager de Michael Schumacher, siempre ha cuidado y acompañado a Michael, desde el accidente que sufrió hace más de dos años a finales de diciembre de 2013 esquiando en los Alpes franceses, ha sido la encargada de administrar la información sobre su estado y proteger y cuidar de su privacidad. Es evidente que ha hecho un trabajo fantástico, muy poco se ha sabido sobre su estado, ha dado la información imprescindible para saber dónde se encontraba y poco se conoce de su estado actual. Sin duda es un asunto muy duro y muy privado, por lo que tiene todo el derecho a esa privacidad. Evidentemente la especulación no siempre se puede frenar pero en esos momentos, Kehm ha salido para negar los rumores infundados pero ha seguido protegiendo a Schumacher.

 

Ahora Sabine Kehm, ha revelado que Michael deseaba una vida más privada, de hecho Michael siempre protegió su vida privada, por lo tanto ella se ocupa, muy hábilmente, de cumplir ese deseo y mantener controladas las informaciones que se dan a conocer sobre el siete veces campeón del mundo. Obviamente es una persona muy conocida, muy exitosa, muy querida, con muchos fans y su vida, todavía más en estas circunstancias, interesa, pero este derecho a tener algo de información, no debe estar reñida con su privacidad en un tema que es completamente personal y alejado de la vida profesional.

 

Sabine Kehm asistió hoy a un evento en el lago Starnberg, con la temática a debate precisamente donde está la línea entre la información y el sensacionalismo, el derecho a la información y el derecho a la privacidad. En este debate Sabine habló ante casi cien periodistas y explico cómo intenta proteger a Michael, ya que proteger su vida privada era su deseo y Kehm ha hecho de ese deseo su compromiso y lo está haciendo a la perfección. Sabine esta vez habló algo más de lo habitual y explicó una conversación con Michael sobre este tema y también como se enteró del accidente y como se ocupó de protegerlo desde entonces hasta ahora. Entendemos el cuidado y la protección de Sabine sobre Michael y realmente esperamos que las próximas noticias que comparte sean positivas y hablen de la recuperación de Michael, algo que todos esperamos y deseamos.

 

Sabine Kehm explicó claramente porque mantiene el hermetismo sobre el estado de Michael Schumacher: “Su vida fue y sigue siendo sagrada. No veo alternativas, ya que cada frase es la clave para una nueva pregunta, cada palabra nueva es como la herramienta para la nueva información. Y así sería siempre”.

 

Kehm recuerda que Michael siempre mantenía su vida privada al margen de la información intentando no ser un personaje público: “Antes del accidente, la vida privada de Michael, era sagrada, y todo el mundo siempre lo aceptó. En general, los medios de comunicación nunca han informado sobre la vida privada de Michael y Corinna. Cuando él llegaba a suiza, por ejemplo, estaba claro que quería ser un personaje privado”.

 

Así que ahora Sabine sigue intentando cumplir los deseos se Michael y controla la información que se administra, según es citada por Mirror: “Una vez Michael y yo mantuvimos una larga conversación y me dijo: “No hace falta que me llames el año que viene, voy a desaparecer”. Creo que era como un sueño a realizar algún día y es por esto que ahora yo intento proteger sus deseos y no dejo escapar ninguna información”.

 

Kehm también ha explicado cómo se enteró ella del grave accidente sufrido por Michael en la estación de esquí de Méribel, también estaba de vacaciones y fue la prensa la que le puso alerta: “La noticia me llegó como a menudo suelen hacerlo las noticias. Recibí una llamada sobre si podía confirmar que Michael había tenido un accidente. No podía confirmarlo, yo estaba de vacaciones como tanta otra gente por aquellas fechas. Cinco minutos después, otro periodista me preguntó que por qué no podía confirmar el accidente. Esa tarde recibí muchas llamadas. Intenté conseguir la información por mí misma y cuidar de Michael”.

 

A partir de entonces Sabine, se enfrentó a la situación, para comenzar a proteger a Michael, poniendo seguridad: “Tuvimos que asegurar la zona del hospital, traer seguridad. Teníamos que mantener alejados a los periodistas porque hubiera sido difícil para los médicos. Yo entiendo que es algo de lo que se debe informar y que la gente está interesada, pero pienso que como periodista tienes que preguntarte qué y cómo se informa”.

 

Si no era bastante el dolor del accidente, además había que estar atento al caos, y al interés de obtener información e incluso venderla: “El aparcamiento y la entrada del hospital estaban al completo. Los periodistas hablaban con personas que visitan otros pacientes para ver si sabían algo. Fue caótico. También hubo familiares y amigos de otros pacientes que intentaron conseguir dinero de los periodistas, paseaban y ofrecían información sobre Michael. Algunos preguntaron a los doctores si había oportunidad de tomar una foto con sus teléfonos”.

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.