Horner cree que Mercedes y Ferrari se asustaron y por eso no les quisieron motorizar

Horner considera que Ferrari y Mercedes no quisieron dar motor a un equipo competitivo porque se asustaron


        Mary   |   19 diciembre, 2015, 3:13 AM   -   Hace 3 años

Christian Horner - www.noticias-f1.com

 

Recordemos que cerca estuvieron tanto Red Bull como Toro Rosso de abandonar la F1 por no tener un motor para 2016. Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, ha vuelto a asegurar que tuvieron muchas conversaciones con Mercedes para suministrarles motor. Dietrich Mateschitz estuvo involucrado en dichas negociaciones y creyó que había un acuerdo, por lo que se desilusionó ante la ofensa que representa no tener motor y pensó por ello en dejar de F1. Aunque Horner destaca que Niki Lauda hizo lo posible por llevar adelante el acuerdo, pero Toto Wolff no estaba de acuerdo.

 

Para Horner no es correcto que los fabricantes, por miedo, dejen a un equipo que se estrelle y estén contentos por ello, por lo que cree que las normas se deben revisar. La desilusión de Dietrich Mateschitz según señala Horner es bastante comprensible si tenemos en cuenta lo que hace por el deporte, ya que tiene dos equipos en parrilla, han comprado un circuito y tienen un programa de jóvenes pilotos. Pero considera que son víctimas de su éxito y por ello provocan miedo, pero las cosas se solucionan si se sigue luchando, es la reflexión de Horner.

 

Christian Horner asegura que se entiende porque Mercedes y Ferrari no querían motorizar a Red Bull, según declaró para Autosport: “Se puede entender por qué Mercedes y Ferrari no estaban particularmente dispuestos a dar su mayor activo a un equipo rival competitivo. Pero esta es la razón por las normas se tienen que mirar, porque no puede ser correcto que un grupo de fabricantes pueda reunirse y decir estamos felices de ver que Red Bull va contra la pared”.

 

Para Horner el motivo es que Ferrari y Mercedes se asustaron, así que han sido víctimas de su éxito: “Nuestro desempeño en el sector medio en Spa parecía asustar a algunas personas, en ese tiempo estábamos discutiendo con Mercedes. Y nuestro desempeño en Singapur pareció asustar totalmente a Ferrari. De alguna manera, usted es una víctima de su propio éxito, pero sólo tienes que seguir luchando y las soluciones se presentarán ellas mismas”.

 

Dietrich Mateschitz consideró que tenía un acuerdo con Mercedes, sellado con un apretón de manos, según destaca Horner: “Hay muchísimo más de lo que parece a simple vista. En el verano hubo un montón de discusiones, había acuerdos entre las personas que más tarde fueron negados por una gran cantidad de política. Estuvo involucrado en la negociación en primera línea y creía que tenía un acuerdo, Dietrich siempre ha trabajó con la política del apretón de manos. Esa es la forma en que ha dirigido su negocio y dirigiré su vida”.

 

Al parecer el culpable de que el acuerdo no se hiciera o cumpliera fue Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, ya que Niki Lauda director no ejecutivo intentó hacerlo, según Horner: “Niki Lauda hizo su máximo para hacer para sucediera y por desgracia Toto estaba particularmente desagradado a ver la unidad de potencia de Mercedes en la parte trasera de un coche de Red Bull”.

 

Ante no tener motor y la lógica desilusión de Mateschitz, quien además invierte mucho en la F1, pensó en abandonar: “Dietrich quedó bastante desilusionado con la Fórmula 1, es comprensible. Los acuerdos que creía que estaban cerrados se negaron, inevitablemente estaba bastante molesto y enojado. Cuando nos fijamos en lo que ha invertido en el deporte en dos equipos en los grandes premios, el circuito, todos los programas de los jóvenes pilotos… Creo que en un momento sintió que estaba siendo forzado a salir, y si la gente no quería a Red Bull para estar en la Fórmula 1, ¿por qué debería estar allí y comprometer la financiación de este grupo como lo hace?”

 

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.