La FIA explica: “Por qué el Halo es la mejor solución”

La FIA decidió en la última reunión del Grupo de Estrategia introducir el sistema Halo en 2018, algo que ha recibido críticas, por lo que la FIA explica sus motivos


        Mary   |   23 julio, 2017, 12:58 AM   -   Hace 4 meses

Logo FIA - www.noticias-f1.com

 

La FIA ha dado luz verde a la introducción del sistema Halo en 2018, sin embargo no ha tenido el apoyo unánime de los equipos de F1, ni siquiera el mayoritario, además está siendo bastante criticado por los aficionados y algunos expertos, como Niki Lauda tricampeón de F1, actualmente director no ejecutivo de Mercedes.

 

Así que la FIA ha salido al paso de críticas y especulaciones y a través de un comunicado ha explicado los motivos extensa, claramente y defendido su decisión. Siempre atendiendo a la seguridad, algo que siempre ha sido claramente una preocupación primordial para la FIA. El comunicado de la FIA hace un repaso de las decisiones tomadas al respecto, y todas ellas llevaban a introducir el sistema de protección de cabeza para 2018 y recuerdan que probados varios sistemas, el Halo ha sido el más efectivo.

 

Comunicado de la FIA:

“Esta semana, la FIA confirmó la introducción del sistema Halo para su uso en el Campeonato del Mundo 2018 de FIA de Fórmula Uno. Recordemos el contexto de este proceso iniciado hace varios años.

La seguridad en el deporte del automóvil es una preocupación primordial para la FIA y aunque grandes avances se han hecho en muchas áreas del deporte de motor, la protección de la cabeza en la competición de monoplazas ha sido un tema de preocupación durante muchos años.

El deporte motor por su naturaleza implica riesgo, pero la misión de la FIA, como órgano de gobierno del deporte, es esforzarse continuamente por minimizar ese riesgo a través de la búsqueda constante de mayor seguridad en la pista a través de una investigación sólida y el desarrollo tecnológico.

Durante la última década, el deporte motor ha sido testigo de graves incidentes que afectaron a los pilotos. La severidad de los incidentes dejó claro a la FIA que desarrollar una solución para mitigar el impacto frontal en el área de la cabina es una prioridad de investigación para la FIA para abordar este punto débil existente. También fueron varios los accidentes, casi accidentes que pusieron de relieve la necesidad de actuar.

Después de varios incidentes, la Asociación de pilotos de Gran Premio también expresó al presidente de la FIA, Jean Todt, en julio de 2016, una solicitud para que “se implementara una forma de protección de la cabina frontal lo más rápidamente posible”.

Un mes más tarde, tras las reuniones del Grupo de Estrategia F1 y de la Comisión de F1, la Comisión confirmó su compromiso de introducir “alguna forma de protección de la cabina durante la temporada 2017”, asegurando que “todos los interesados ​​trabajan juntos para hacer esto realidad. El concepto de “Halo” actualmente es la opción preferida”.

Mientras que las pruebas estáticas del dispositivo continuaron, otras soluciones fueron exploradas simultáneamente, particularmente el “Aeroscreen”, un parabrisas montado en los pilares gemelos atados a la travesía a cada lado de la cabina. El sistema fue probado en práctica libre en el Gran Premio de Rusia de 2016, pero aunque tuvo éxito en algunas áreas, las pruebas adicionales plantearon preocupaciones en cuanto a la efectividad del dispositivo.

Por el contrario, las pruebas del Halo continuaron siendo exitosas. Centrándose en tres tipos importantes de riesgo, contacto de coche a coche, contacto de coche con el entorno y objetos externos, las pruebas revelaron que en el caso de incidentes coche-a-coche el Halo podía soportar 15 veces la carga estática de la masa total del coche y fue capaz de reducir significativamente el potencial de lesiones.

En pruebas coche con el entorno se estableció que el Halo era capaz de prevenir el contacto del casco con una pared o una barrera en muchos casos, utilizando una selección de incidentes anteriores como referencia.

Finalmente, en el caso de objetos externos, se encontró que el Halo desviaba con éxito objetos grandes lejos de la zona de la cabina y también demostró un nivel neto aumentado de protección contra pequeños desechos.

Además, la retroalimentación de las extensas pruebas de pista reveló que la visibilidad no era sustancialmente afectada, y no hubo obstrucción visual significativa debido al puntal central. En las pruebas de pista también reveló que no hay problemas con respecto a la salida de la cabina y múltiples pruebas de extracción se llevaron a cabo con el Halo en su lugar, con un procedimiento revisado formulado para garantizar la extracción segura.

A pesar del éxito, en julio de 2016 el Grupo de Estrategia F1 acordó aplazar la introducción de un sistema de protección de cabina para proporcionar más tiempo para realizar pruebas de pista con el dispositivo Halo y explorar nuevas soluciones alternativas.

Sin embargo, aunque se postergó la implementación, el Grupo de Estrategia reafirmó su compromiso con la introducción de un sistema de protección afirmando que “se acordó por unanimidad que la temporada 2018 verá la introducción de la protección de la cabina frontal para los coches de Fórmula 1 para mejorar significativamente la seguridad de los conductores”. El Halo seguía siendo la opción preferida.

Las pruebas intensivas de la pista ocurrieron a través de la segunda mitad de la temporada 2016 de Fórmula Uno con un amplio número de equipos y de pilotos que evalúaron el impacto del dispositivo en visibilidad. Simultáneamente, la FIA mantuvo su compromiso con la introducción de un dispositivo para la temporada 2018.

A raíz de estas pruebas de pista y análisis de sistemas alternativos emergentes, el Grupo de Estrategia F1 y la Comisión F1 decidieron, en abril de este año, “dar prioridad a la familia de sistemas “Shield” transparente. La FIA tiene como objetivo llevar a cabo las pruebas de pista de este sistema durante esta temporada en preparación para la aplicación en 2018”.

Después de las pruebas estáticas, el sistema Shield recibió una corta prueba de pista en el Gran Premio de Gran Bretaña 2017, con el dispositivo instalado en el Ferrari de Sebastian Vettel. La retroalimentación de esta prueba refería una serie de limitaciones alrededor de tal sistema.

A la luz de esto y conscientes de los exitosos ensayos de deflexión realizados con el sistema Halo, las múltiples pruebas exitosas de pista realizadas con una amplia variedad de pilotos y equipos en la segunda mitad de la temporada 2016, y la necesidad de implementar regulaciones para el plazo deseado del inicio de la temporada 2018, el sistema Halo representa la mejor solución a la cuestión de la protección de la cabina frontal actualmente en existencia.

El último diseño del Halo ahora será refinado más adelante antes de su introducción en 2018 en un esfuerzo común entre los equipos, los conductores y la FIA.”

 

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.