Horner: “Yo preferiría volver a un motor V10”

Christian Horner considera que la F1 debe centrarse en el entretenimiento sobre la tecnología, y asegura que preferiría volver a un motor V10


        Mary   |   26 Enero, 2017, 1:14 AM   -   Hace 3 meses

Christian Horner - Red Bull Racing - www.noticias-f1.com - David Sarró

 

Los motores híbridos V6 turbo han traído muchos problemas y muchos debates desde su llegada en 2014, aunque se intentaba con ellos motivar a más fabricantes, tan solo Honda ha regresado y todavía son muchas las voces en contra de estos complicados y caros motores, aunque muy eficientes, pero silenciosos. Bernie Ecclestone, el recién cesado jefe de la Fórmula Uno, ha sido de los más críticos, no quiso que llegaran y siempre intentó que se cambiaran pero no lo ha conseguido.

 

Christian Horner, Jefe de Red Bull, tampoco está a favor de estos motores, el personalmente preferiría los V1O de nuevo y no le agrada del exceso de tecnología, ya que cree que la Fórmula Uno debe centrarse en el entretenimiento sobre la tecnología. Ya que piensa que la tecnología actual es demasiado complicada y los aficionados no la entienden, además considera clave el sonido de los monoplazas, algo que desapareció con estos motores. Para Horner se debe priorizar en el espectáculo para los fans antes de intentar cumplir los deseos de los fabricantes. En cualquier caso este motor debería seguir hasta 2020 y Horner espera para ver que deciden los propietarios de los derechos comerciales, sobre el producto que deben vender.

 

Christian Horner tiene claro que debe darse prioridad al espectáculo sobre la tecnología e incluso asegura que preferiría los V10, según declaró a ESPN: “Creo que los propietarios de los derechos comerciales tiene que dictar eso, debido a que tienen que vender un producto. Para mí la F1 debe ser entretenimiento primero y la tecnología debe desempeñar un papel secundario. Así que para mí, yo preferiría volver a un motor V10 normal aspirado con un sistema de recuperación de energía estándar. Tal vez no sea por lo que Mercedes o Honda votarían, pero ¿sería más atractivo para los fans? creo que lo sería”.

 

Para Horner la falta de sonido y la tecnología que actualmente considera demasiado complicada no es adecuado: “Creo que la tecnología que tenemos ahora es tan complejo que la gente no entiende la complejidad, y no hacemos un gran trabajo de publicidad sobre lo que estos coches están alcanzando actualmente tampoco. Creo que el sonido es un factor clave y una parte clave del ADN de la Fórmula Uno. No hay más que escuchar el V10 McLaren-Honda que arrancaron en el Gran Premio de Japón (el año pasado), hicieron un par de vueltas de demostración y cada mecánico en el garaje puso sus herramientas en el suelo, para venir a mirar y escuchar. Eso es lo que la Fórmula Uno debería ser, el titular de los derechos comerciales tiene que decidir lo que quiere”.

 

Aunque los motores que están en principio favorecían las aspiraciones de los fabricantes, Horner cree que pensar solo en satisfacerles no es saludable: “Creo que los fabricantes, como Bernie (Ecclestone) dice a menudo, entran y salen cuando quieren. Por lo tanto la construcción de una fórmula en torno a satisfacer solamente los fabricantes no es saludable. Los fabricantes prefieren estar en la F1 solo si se adapta a ellos y les da un rendimiento comercial y la plataforma de publicidad para su producto. Por lo tanto, creo que, adaptándose a sí mismo fuera de forma de los fabricantes que tienen un historial de abandonar y volver a medida que se adapta no es el más adecuado para la Fórmula Uno”.

 

Sin embargo el jefe de Red Bull reconoce que para su marca el producto debe ser emocionante y al revés que para los fabricantes, para ellos la tecnología es secundaria: “La Fórmula Uno es la mayor plataforma deportiva fuera de los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial, por lo que es una gran plataforma global. Para la marca Red Bull, el producto tiene que ser emocionante, accesible y de aspiraciones. Fórmula Uno tiene que marcar todas esas casillas, y para nosotros, a diferencia de un fabricante, la tecnología es secundario al entretenimiento, queremos que la Fórmula Uno sea un espectáculo entretenido, y en muchos aspectos, la tecnología es un mal necesario para ser competitivos”.

 

Así que Horner considera que se debe encontrar un equilibrio entre el espectáculo y la tecnología: “Por supuesto, no puede ser todo espectáculo y ninguna tecnología, pero se trata de encontrar el equilibrio. Como digo, preferimos tener los coches que tengan un fuerte impacto emocional en el televidente y el espectador haciendo a los pilotos los héroes”.

 

Horner piensa que el coche del próximo año tiene un buen aspecto, sin embargo sigue lamentándola perdida del sonido: “El coche de 2017 se ve muy bien. Parece como un coche de Fórmula Uno debe lucir. Lo único  lo que tenemos que hacer frente en el futuro es la acústica, el sonido”.

 

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.