Briatore: “Esta F1 se rompe, es una plataforma de negocios rota”

Briatore se muestra tan crítico con la F1 como Ecclestone, considera que se rompe, y que es una plataforma de negocios rota


        Mary   |   25 febrero, 2016, 1:38 AM   -   Hace 2 años

Flavio Briatore- David Sarró - www.noticias-f1.vom

 

La F1 no atraviesa por su mejor momento, de hecho desde el jefe de la F1 han partido esta semana los comentarios más duros, que evidentemente se debe a la frustración por no tener el poder de cambiarlos. Pero Ecclestone no está solo en sus críticas, muchas voces se han alzado en el mismo camino y con similar discurso, como Flavio Briatore que muestra una similar frustración ante la actual F1 y ha lanzado sus propios comentarios con similar dureza.

 

Realmente todos entendemos que la F1 además de la máxima categoría del automovilismo y un deporte, es también un importante negocio. Evidentemente como negocio, muchos de los implicados, por no decir la mayoría, tienen sus propios intereses y naturalmente los defienden. Sin embargo tampoco parece demasiado difícil de comprender que cuando algo no funciona hay que cambiarlo, y ahora la F1 no funciona o funciona peor, por lo que parece el momento de cambiar y pensar en el interés común.

 

Interés que de alguna manera es también el interés propio, ya que tener una gran parte de algo que se puede hundir, representa mucho menos que una pequeña parte de algo que florece, crece y en definitiva funciona. Algo así como pan para hoy y hambre para mañana. Es decir de que sirve estar mejor que los demás hoy, ganar e imponer el propio criterio, si con esto lo hundo para el futuro y para todos. Pero resulta que en la F1 de hoy, deciden los equipos, y los equipos tienen sus propios intereses y sus propias responsabilidades e incluso su propio puesto. Así que ¿quién tira la primera piedra en su propio tejado? Pero no se dan cuenta esa piedra la están tirando en el tejado común y en el sustento del mañana.

 

Parece que nadie se da cuenta, solo Ecclestone se ha dado cuenta de que una F1 de ingenieros, solo interesa a los ingenieros y a los fabricantes, los equipos están encantados con la maravilla de la ingeniería que tienen, a la que llamamos Unidad de potencia y está llena de componentes que nadie conoce ni quiere conocer, pero que hacen que los monoplazas sean muy eficientes, muy tecnológicos. Sin embargo, a nadie le importa eso, ya que no suenan, no permiten a los pilotos ir al límite y están reduciendo el espectáculo. Y tan solo hay que mirar atrás unos cuantos años para ver una F1 que emocionaba, que tenía aficionados entusiastas y sus motores hacían ruido aunque eran simples V12, V10 e incluso V8, sin baterías, ni otros maravillosos componentes actuales, sin ahorro de combustible y sin complicadas reglas. ¿De verdad la F1 debe ser tan solo la cuna de la tecnología?, olvidando que la gente quiere tan solo, disfrutar, emocionarse, e incluso admirar a pilotos que compiten al máximo, en definitiva pasar dos horas de entretenimiento.

 

Flavio Briatore se une de nuevo a Bernie Ecclestone en sus críticas y avisa claramente de la situación de fragilidad que atraviesa la F1, según sus declaraciones a RAI Radio: “Esta F-1 se rompe, es una plataforma de negocios rota. Uno de sus mayores problemas es que ya no tiene mucho atractivo para el público. Mientras más crecen los presupuestos y la tecnología, la mayoría de las carreras son aburridas”.

 

Briatore defiende una idea común para muchos, la F1 es demasiado técnica y casi es un campeonato de ingenieros, dejando a un lado al piloto: “La F-1 es increíble técnicamente, pero no pienso en ella como una carrera sino como un ejercicio técnico, y eso no es interesante para el espectador. Debe ser un entretenimiento protagonizado por gladiadores, pero ahora es un campeonato mundial para ingenieros”.

 

De hecho Briatore, destaca que los pilotos han perdido protagonismo y fans, y duda de que ahora muchos de ellos fueran reconocidos: “En mi época había entre 10 y 12 pilotos conocidos, ahora si entraran en un restaurante solo dos o tres serían reconocidos. Hemos perdido las estrellas y el glamour”.

 

Briatore propone una solución simple, volver a la simplicidad en las normas: “Hay que cambiar las reglas y hacerlas más simples, con coches que sean similares en un 90%, costes un 70% más bajos y también dejar de dar el 70% de los ingresos a los mejores equipos mientras que el resto se lleva las migajas. Tenemos que volver a una F-1 como la de hace 20 años”.

 

Por el momento lo mejor que podría pasar de cara a 2016 sería que Ferrari pueda luchar en igualdad con Mercedes, lo que daría emoción a la temporada, pero Briatore tampoco confía demasiado en ello: “Sería interesante para el campeonato, pero es difícil superar a Mercedes: se puede reducir, pero no se puede recuperar un margen así en solo dos meses”.

 

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.