Briatore sobre la F1: “Creo que tarde o temprano va a cambiar”

Briatore ha vuelto a criticar la actual F1, pero cree que tarde o temprano va a cambiar, porque así no va a ninguna parte


        Mary   |   9 febrero, 2016, 1:28 AM   -   Hace 2 años

Flavio Briatore- David Sarró - www.noticias-f1.vom

 

Flavio Briatore, un personaje unido durante mucho tiempo a la F1, emblemático y querido para muchos, tremendamente criticado y fraudulento para otros, pero sin duda conocedor del Gran Circo, ha vuelto a hablar de la F1 actual, una F1 que asegura que es ahora como la Play Station para los ingenieros. Por lo que asegura que echa de menos la F1 de antes, que era un gran espectáculo, había glamour y el protagonista era el piloto y había luchas importantes como las protagonizadas por Senna y Prost, o entre Mansell y Schumacher. Pero además también es crítico con las excesivas penalizaciones.

 

Briatore podría volver a F1, nada se lo impide ya que aunque fue expulsado cuando saltó el escándalo del llamado “Crash gate”, por el que Nelson Piquet Jr se estrelló intencionadamente para ayudar a su compañero Fernando Alonso, quien ganó la carrera en Singapur 2008, la expulsión de Briatore fue anulada después por un tribunal francés, asegura que ya no le interesa y no la echa de menos.

 

Sin embargo ha recordado sus inicios con Benetton, su época en Renault y como conoció y descubrió a grandes pilotos como Michael Schumacher, quien se convirtió en el piloto más laureado de la F1 y siete veces campeón del mundo, dos de sus campeonatos logrados en Benetton y a Fernando Alonso quien se convirtió en bicampeón, en la época que él dirigía Renault. Todo esto y mucho más lo ha explicado Flavio Briatore para arabianbusiness.com, en una interesante entrevista.

 

Flavio Briatore recuerda los inicios de Benetton, la gente se reía porque hacían ropa, pero ficharon un gran piloto Michael Schumacher y ganaron, después también con Fernando Alonso según sus declaraciones a Arabianbusiness: “Cuando empezamos la Fórmula Uno con Benetton, todo el mundo se reía, porque Benetton era un fabricante de camisetas. Entró en un entorno muy tecnológico con genios de la ingeniería. Pero ellos se reían por mucho más tiempo, porque empezamos ganando. Y la gente se reía menos. Creamos un buen equipo. Con un gran conductor, Michael Schumacher en el tiempo, y lo mismo con Fernando Alonso. La misma película con un actor diferente, si se quiere”.

 

Briatore también recuerda como conoció a Schumacher y a Alonso, dos pilotos con los que logró el éxito: “Cuando vi a Michael por primera vez, vi a un niño enojado, muy tímido. Recuerdo que estaba en Londres la primera vez que lo vi. Y la primera vez que conocí a Fernando estaba en Londres, y él era demasiado tímido para decir buenos días o buenas noches. Pero lo sientes. Usted siente que algo dentro cuando estás hablando con estas personas y cambia inmediatamente. De ser un niño normal a hablar de coches, hablando sobre la conducción, hablando de la velocidad. Inmediatamente hay un animal dentro de estas personas, un incendio. Su talento es contagioso”.

 

Pero todo terminó para Briatore tras el escándalo de Singapur 2008, y aunque nada le prohíbe volver ya no lo echa de menos, solo echa de menos la antigua F1: “No tengo una prohibición más. Si yo quiero ir a la Fórmula Uno puedo ir mañana por la mañana. Yo no lo extraño. Extraño la antigua Fórmula Uno”.

 

Briatore ha criticado en varias ocasiones la actual F1 a la que llama Play Station para ingenieros, cuando lo importante es el piloto, aunque ahora paguen para pilotar: “PlayStation para los ingenieros. La gente se olvida de los aficionados, se olvidan del espectáculo. Ahora es un ejercicio para los ingenieros y no es nada atractivo. No hay glamour. Cuando ves los ingenieros en la televisión explicando un ajuste de embrague, a nadie le importa. Las personas se preocupan por el piloto, la estrella. Ahora, para ser rápido, es necesario que el banco pueda financiarte. Ahora la gente pone dinero en el coche. Todo es crítico. Si tocan la línea blanca, son castigados. Si usted no tiene el motor bien, está castigado. Es un negocio castigar”.

 

Pero el que fuera director de Renault, cree que la F1 por fin volverá a cambiar ya que no es interesante para los aficionados: “Creo que tarde o temprano se va a cambiar, porque así no se irá a ninguna parte. A la gente no le resulta interesante. Le falta el factor de gladiador. Los conductores tienen que luchar. Usted necesita una rivalidad entre los conductores, como entre Senna y Prost, Mansell y Schumacher. Esto es lo que la gente quiere ver”.

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.