Martin Whitmarsh no está a favor de las órdenes de equipo

Martin Whitmarsh, el jefe de McLaren, no está a favor de las órdenes de equipo, considera que los pilotos deben ser libres para correr su carrera, no obligados por las órdenes de equipo


        Mary   |   9 abril, 2013, 10:30 PM   -   Hace 5 años

Martin Whitmarsh

Martin Whitmarsh, también ha dado su impresión sobre la polémica que se suscitó en el Gran Premio de Malasia del pasado domingo, cuando Sebastian Vettel ignoro las ordenes de equipo, plantando batalla a su compañero y ganando la carrera, aunque Whitmarsh considera que esa  situación entre Mark Webber y Sebastian Vettel no ocurriría en McLaren ya que son contrarios a las órdenes de equipo y se les permite correr en libertad.

 

Whitmarsh habla de su propio equipo, donde no quiere usar ordenes de equipo, quiere que los pilotos ganen si lo pueden hacer,  aunque suponga un riesgo: “Siempre intentamos tratar a nuestros conductores de manera justa y transparente, que saben lo que esperamos. Queremos que nuestros pilotos puedan ganar si tienen la oportunidad. Además, se crearon algunas situaciones difíciles entre Lewis Hamilton y Jenson Button (compañeros de equipo de 2010 a 2012) en el pasado. Cuando usted es el jefe del equipo y ves un toque a tus conductores (como fue el caso en Canadá en 2011) la gente quiere saber cómo vas a reaccionar. Pero yo siempre digo “dejarlos correr” y sabes que si sale mal lo que tienes es que estar preparado para decir que me equivoque”.

 

Aunque  Whitmarsh, no comparte las ordenes de equipo, considera que cuando se establecen, el comportamiento de Sebastian Vettel  pudo haber ido demasiado lejos: “No se puede aceptar conductores que no siguen las órdenes de equipo. El equipo es más grande que cualquier piloto y eso se que tiene que respetar . Esto es un asunto muy serio si le dices a un conductor para hacer algo y no lo hacen y también podría ser una violación de su contrato.”

 

Además Whitmarsh considera que un hecho de estas características somete al equipo a una pequeña crisis interna: “No se puede manejar estos tipos de disciplina o amenazar con romper su contrato. A menos que estés seriamente exasperado. Este es el dilema que viene con superestrellas. Usted no puede tener éxito con la disciplina. Debe haber confianza. He tenido discusiones durante las cuales hablamos sobre lo que podría suceder durante una carrera y yo siempre le decía al piloto que la decisión era suya. Pero por lo general, si comparte los hechos y luego le  pides algo, van a aceptar la decisión”.

 

Pero Whitmarsh insiste, no son justas para un piloto las ordenes de equipo: “Otros equipos toman unos puntos de vista diferentes y tienen sus propias prioridades en la forma en que desea ejecutar, pero estamos en un equipo centrado en el piloto. Si yo fuera un piloto de carreras, me resultaría muy difícil hacer algo tan peligroso y exigente como esto, a sabiendas de que me pueden quitar mi oportunidad”.

 

Como ejemplo Whitmarsh recuerda la temporada 2007, McLaren podría haber ganado el título de haber usado órdenes de equipo. Pero decidieron dejar a sus pilotos en aquel entonces, Fernando Alonso y Lewis Hamilton con libertad de correr, siguiendo su filosofía de no favorecer a un piloto y perdieron el  campeonato contra Kimi Raikkonen en Ferrari: “No quiero criticar a ningún equipo que hace las cosas de manera diferente, en 2007 se podría haber ganado la campeonato si hubiéramos favorecido a cualquiera de nuestros pilotos. Pero para mí, si nos sentamos en una oficina en Woking y decidir quién iba a ser campeón en 2007, no me sentiría bien. Por supuesto que estoy decepcionado de que era un campeonato del mundo que regalamos, pero también creo que hicimos lo correcto. Recuerdo haber hablado con nuestros pilotos antes de la carrera final. Les dije que si querían ganar el campeonato del mundo, deberían ser capaces de mirarse en el espejo y decir he ‘ganado’ y nadie me lo dio.”

 

Síguenos:

Suscribirse a mi canal en YouTube

Comentarios:


Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.